Vestimentas que honran a México
25 Sep

 

En La Casa del Disfraz, amamos y honramos, los 365 días del año, a nuestro México lindo y querido, y más en este mes patrio.

La cultura de México es tan rica que también a través de su vestimenta, narra su historia, pasando por la cultura Maya y Azteca, la colonia, la independencia, la modernidad, hasta llegar a la actualidad. Son valores que permanecen intactos gracias a quienes amamos todo aquello que nos caracteriza y que nos llena de orgullo.

Por Marycarmen Sosa  

Los trajes típicos mexicanos, cargados de detalles, han sido motivo de inspiración de grandes diseñadores y marcas de moda de talla mundial como Jean Paul Gaultier, Moschino, Yves Saint Laurent, Prada, Gucci, Missoni  y DKNY, entre otros tantos.

Por eso, queremos honrar no solo nuestra historia, sino también la belleza y elegancia de la mujer mexicana a través de sus vestidos.

Existen tantos trajes típicos mexicanos como regiones, vestimentas que se han mantenido por siglos y sus vestidos aún se siguen mostrando y deslumbran por su tradición. Cautivan las miradas sus diseños, sus colores y texturas, haciendo de estas ropas, una mezcla de técnicas coloniales y símbolos indígenas que tienen relación directa con la cultura maya y azteca.

Podemos elegir cualquier región y nuestra selección estará cargada de belleza, cultura e historia en los trajes típicos mexicanos.

Hoy, el equipo de Estamos Cosiendo se honra en compartir sus hallazgos acerca de uno de los trajes típicos mexicanos más bellos, puros y emblemáticos de nuestra cultura, hablamos del vestido de jarocha de la zona de Veracruz.

Registros históricos ubican el uso del vestido de jarocha desde el siglo XVII, lo vestían los  pobladores de la Cuenca del Papaloapan.

Es de origen mestizo, tiene la influencia de las prendas que portaban las damas de Valencia y Andalucía. Con el correr de los años y producto de múltiples influencias, le fueron añadiendo detalles que le sumaban aún más belleza y utilidad. A fines del siglo XIX llevaba cola o media cola y olanes, estos se complementaban con un rebozo a la usanza indígena, un elemento en el traje que, si bien es de origen español, las preferencias indígenas se impusieron y transformaron el rebozo original para convertirlo en una prenda típica de Veracruz.

Esta prenda no solo se llevaba para cubrirse la cabeza o como un chal cruzándose sobre el pecho, también se usaba como cuna provisional entre las mujeres indígenas; o como canasta en el que se llevan las verduras o bien, como una sábana para cubrir al niño que descansaba cerca de su madre mientras esta hacía su faena.

Blanco de respeto

El blanco es una señal de respeto y acuerdo con las leyes de la naturaleza, y durante los años de la colonia y hasta no hace mucho, los campesinos y pobladores de las comunidades indígenas de diversos puntos del país han llevado el color blanco.

El blanco es purificación, es limpieza del espíritu, es pureza y es conexión con sus milenarias tradiciones.

También puedes leer: Honramos las Tradiciones Mexicanas con Disfraces

En tiempos de la colonia, la vestimenta variaba de acuerdo a la posición social de la mujer.  Los trajes de las campesinas solían ser más sencillos, sin encajes ni vuelos, pero al culminar la guerra de independencia, y con el surgir de la República Mexicana, se produjo un cambio social y económico en la región de la cuenca. Las faldas y blusas de las tlacotalpeñas aparecen ahora con olanes  y encajes sobrecargados.

El camisón es la prenda interior del ajuar de las jarochas, y no es otro que el antiguo huipil que es enrejillado y bordado; la enagua y la entre enagua son las antiguas crinolinas de la mujer andaluza, el pañuelo es una aportación del vestido valenciano, lo mismo que el delantal. La cinta en la cabeza es una herencia de la mulata. En época de lluvia, los zapatos eran zuecos de madera forrados con piel que, poco después, se utilizaron para bailar los fandangos.

Detalles del vestido de Jarocha:

Tiene un refajo o enagua sin manga y cuello cuadrado que llega hasta los tobillos, va adornado alrededor del cuello y en la parte inferior de bordado, lleva listón y pasa-listón.

Luego lleva una sobrepuesta o falda amplia de organza que finaliza con dos olanes con encaje en la parte inferior de cada uno de ellos. Sobre la falda lleva adornos de encaje formando figuras y, sobre los hombros, pañuelo de encaje o tul bordado sostenido por prendedores en la parte de adelante y atrás y rebozo.

Vea aquí 10 vestidos típicos mexicanos

Lleva un delantal de terciopelo negro, bordado con flores, en colores vivos, collares, abanico colgado al cuello con cadena de oro, paliacate rojo a la cintura, moño del color en combinación con el vestido y flores, que pueden ser rosas o gardenias, del lado izquierdo de la cabeza si la mujer es soltera y del lado derecho si tiene compromiso, aretes dorados de filigrana, cachirulo de carey adornado de pedrería y oro y, zapatos blancos.

La hermosura del traje jarocho nos inspira y enamora, cada día más, de México, es la exaltación perfecta de su cultura y el valor de la mujer mexicana. Y con esta breve reseña, en La Casa del Disfraz, hemos querido hacer gala de nuestro orgullo y nuestro amor por esta tierra. Viva México y Viva la cultura mexicana, Vivan los trajes típicos mexicanos.

Deja un comentario